0

Posibles sentencias por delincuencia juvenil

La delincuencia juvenil es un fenómeno que afecta a la sociedad, por lo que muchos países, entre ellos España, dedican grandes esfuerzos para minimizar la incidencia de tales delitos, para lo cual han creado legislaciones específicas sobre la delincuencia juvenil, las cuales establecen las medidas que deben imponer a los menores que cometen este tipo de infracciones. Esta delincuencia se es perseguida por el código Penal, y para ello nada mejor que conocer y formarse con especialistas en Derecho Penal.

Según los datos estadísticos del Instituto Nacional de Estadística (INE), cuya fuente principal es el Registro de Sentencias de Responsabilidad Penal de los Menores, en España entre las tipologías delictivas en que incurren los menores se encuentran el robo, los delitos de lesiones y los delitos contra la seguridad vial.

También encontramos las conductas delictivas consideradas como faltas, entre ellas las faltas contra las personas y las faltas contra el patrimonio. Las estadísticas indican que la delincuencia juvenil tiende aumentar con la edad, presentándose la mayor incidencia de delitos y faltas en jóvenes con edad comprendida entre los 17 y 19 años.

En España actualmente se encuentra vigente la Ley de Responsabilidad penal de los menores de edad, la cual se aplica a personas mayores de 14 años y menores de 18 años que cometen cualquier tipo de hecho punible tipificado como delito o falta por el Código Penal o cualquiera de las leyes penales especiales vigentes en el país.

Los menores cuya edad oscila entre 14 y 15 años que hayan cometido alguno de los delitos recogidos en el art. 10.2 de la mencionada ley, pueden ser condenados a penas de hasta 5 años de internamiento en régimen cerrado, con un máximo de 3 años adicionales en libertada vigilada.

Cuando se trata de menores cuya edad oscila entre 16 y 17 años y han cometido un delito tipificado en la ley las penas pueden alcanzar hasta los 8 años de internamiento en régimen cerrado y un máximo de 5 años adicionales en libertada vigilada, vale mencionar que bajo el régimen cerrado los penados pueden obtener un máximo de 12 días de permiso al año.

La formación es una pieza clave para luchar contra los problemas legales que pueden afectar a los jóvenes. Una buena formación, hace que los jóvenes se centren en sus carreras profesionales, para ello existen multitud de centros educativos donde formarse en las nuevas tecnologías, como puede ser el caso de INESEM

Algunas de las medidas que pueden ser impuestas a los menores de edad

De acuerdo al tipo de delito cometido los Jueces de Menores pueden imponer las medidas establecidas en la Ley de Responsabilidad penal de los menores de edad, entre las que tenemos:

  • Internamiento en régimen cerrado: los menores sometidos a este régimen deben permanecer en un centro en que desarrollarán actividades educativas, formativas, de índole laboral y recreativas.
  • Internamiento en régimen semiabierto: los menores sometidos a este régimen deben residir en un centro, pero deben realizar actividades educativas, formativas, de índole laboral y recreativas fuera de él.
  • Internamiento en régimen abierto: los menores sometidos a este régimen deben realizar todas las actividades del proyecto educativo en los servicios normalizados cercanos al centro fijado como domicilio, deben observar además el programa y régimen interno de dicho centro.
  • Internamiento terapéutico: Los menores que hayan cometido delitos y padezcan padezcan anomalías o alteraciones psíquicas que ameriten tratamiento deben permanecer en un centro donde se les dispensará la atención educativa especializada o el tratamiento médico específico; estos centros atienden a menores con dependencia de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas o sustancias psicotrópicas.