0

Delitos contra el medio ambiente

El desequilibrio en el medio ambiente ha hecho que se endurezcan las penas impuestas por los delitos contra el medio ambiente.

La contaminación de las aguas, por ejemplo, afecta directamente a la vegetación y a nuestra salud. La contaminación del medio ambiente resulta peligrosa, puesto que con ello desaparecen especies animales y vegetales, generan enfermedades a todos los seres vivos. No solamente los gases emitidos contaminan nuestro aire, sino que también la destrucción de los ecosistemas. El proceso de la fotosíntesis termina afectando en la cantidad de oxígeno, por lo que, cuanta menos vegetación, menos oxígeno.

La prohibición de ciertos gases como el gas refrigerante R22, ha frenado el daño que se estaba causando en la capa de ozono. Es importante para una menor contaminación y mejora del medio ambiente, el tener los equipos funcionando correctamente, para ello es recomendable contar con servicios técnicos recomendados, como puede ser el servicio técnico Daikin Madridservicio técnico Daewoo en Madrid

Esta prohibición de utilización de cierto tipo de gases ha supuesto un menor rendimiento en los equipos de refrigeración y la sustitución de la mayoría de ellos.

Sin embargo, puesto que el hombre sigue con sus travesuras tratando de destruir el medio ambiente, las medidas deberán ser igualmente drásticas para compensar los daños. Este gas dejó de utilizarse a finales del 2014 tras la decisión de la Unión Europea.

Recurrir a la vía penal para tratar de limitar el deterioro de nuestro planeta ha sido una decisión esperemos que acertada.

En el artículo 45.1 de la Constitución Española dice que:

Todo el mundo tiene derecho a gozar de un medio ambiente apto para el desarrollo de las personas, así como saber conservarlo.”

¿Cuáles son las penas por los delitos contra el medio ambiente?

Las personas que trasladan una cantidad de residuos mayor de lo que marca la ley, pueden ser castigadas con una pena de cárcel de hasta 3 años. Podemos estar hablando tanto de personas físicas como de empresas.

Otra forma de atentar contra el medio ambiente puede ser a través de la alteración o destrucción de la flora y la fauna, especialmente si se trata de especies protegidas.

En este caso, las penas pueden ser castigadas con cárcel de 6 meses a 2 años o una multa de hasta 24 meses. En caso de que el delito fuese cometido por una persona vinculada con la protección de la flora o la fauna, se le inhabilitara de su cargo durante el tiempo establecido por un juez.

Cuando los hechos se llevan a cabo por imprudencia, igualmente se castigará con pena de cárcel de hasta 1 año o una multa de hasta 8 meses e inhabilitación de su cargo si se trata de alguien relacionado con el medio ambiente.

En cualquier caso, los castigos podrían ser incrementados si los daños suponen especial gravedad.