0

Detenidas dos personas por difundir vídeos en páginas pornográficas sin autorización de sus protagonistas

La Policía Nacional ha logrado detectar un nuevo fenómeno delictivo, se trata de la difusión no autorizada de vídeos con contenido sexual a través de internet, un negocio que se estima generaba beneficios económicos de cerca de 2.000 euros mensuales.

Los agentes de la policía Nacional han logrado detener a dos personas sindicadas de la comisión de este delito en Madrid y en la localidad de Terrassa en Barcelona, a quienes se les acusa de difundir vídeos con contenido sexual explícito en páginas web de pornografía sin la debida autorización o consentimiento de sus protagonistas, de acuerdo a informaciones suministradas por el Ministerio del Interior.

Las personas detenidas contaban con perfiles, a través de los cuales, presuntamente, difundían el material pornográfico, lo cual les generaba beneficios económicos por el orden de los 2.000 euros mensuales, uno de estos perfiles contaba con 57 vídeos y tenía un volumen de tráfico de unas 85.000 visitas por día.

Las secuencias de vídeo las obtenían a través de conversaciones en diversas plataformas de vídeochat de manera aleatoria, esto ha llevado a los investigadores a estimar que existen centenares de víctimas que no han hecho denuncia alguna sobre estos hechos ya que desconocen las grabaciones, así como la publicación de estos vídeos con contenido sexual sin su autorización, de acuerdo a lo informado por la Policía Nacional a través de un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron gracias a las continuas labores de ciberpatrullaje que realizan los agentes adscritos a la lucha contra la ciberdelincuencia, Los agentes lograron detectar es nuevo fenómeno delictivo de difusión no autorizada de vídeos con contenido sexual explícito obtenidos de manera aleatoria desde diversas plataformas de vídeochat.

localización de los presuntos autores e identificación de las víctimas

Una vez los presuntos delincuentes obtenían los vídeos eran publicados en sitios web de contenido pornográfico sin que los protagonistas de los mismos tuviesen conocimiento o les dieran su autorización; luego de conocer los hechos, los agentes comenzaron su investigación para localizar a los presuntos delincuentes, así como para identificar a las víctimas, quienes no tenían conocimiento de que dichos vídeos habían sido grabados y publicados en conocidos portales web de pornografía.

Los agentes de Policía Nacional lograron identificar a los presuntos autores de los hechos en Madrid y Terrasa en Barcelona, en el momento de la detención ambos tenían en su poder una gran cantidad de vídeos de diversas víctimas. El individuo detenido en Madrid tenía en sus dispositivos pornografía infantil; entre las víctimas se encontraba su actual pareja quien desconocía que los vídeos íntimos que había grabado fueran subidos a sitios web de pornografía.

Uno de los detenidos tenía en su perfil 57 vídeos que sumaban cerca de 85.000 visitas cada día, lo que le generaba ingresos por el orden de 2.000 euros mensuales a través de publicidad.

Hasta el momento las autoridades han podido identificar a algunas de las víctimas, una de ellas es una menor de edad, que fue alertada por un conocido sobre la existencia de estos contenidos en la web.