El delito de blanqueo de capitales.

Puede que nos encontremos frente a una de las manifestaciones más graves de los delitos económicos. Antes de nada, sería interesante distinguir entre el blanqueo de capitales (o lavado de dinero) en sentido estricto, con el que se pretende dar una apariencia de legalidad al dinero negro, es decir, al obtenido ilegalmente, y el fraude fiscal, conducta con la que se tiende a ocultar el dinero defraudado a Hacienda y a la Seguridad Social.

Una vez diferenciadas ambas actividades, nos centraremos en el blanqueo de capitales. Hay actividades ilícitas que generan inmensos beneficios, cantidades tan elevadas de dinero que no pueden utilizarse abiertamente, sin un largo y preciso proceso de legitimación.

 

 

legal

 

 

 

Delincuentes dedicados a negocios tales como el narcotráfico, la prostitución, el tráfico de armas o el terrorismo no pueden disponer de sus ganancias sin darles antes apariencia de legalidad, operación que suele realizarse en tres fases, que pasamos a exponer.

Lo primero que hacen estas redes criminales es colocar el dinero en entidades financieras (fase de ubicación). Suelen hacerlo ingresando cantidades pequeñas y aleatorias, para así evitar sospechas de los bancos. Debe saber que éstos tienen el deber de controlar los ingresos que superen ciertas cifras, pero no los de pequeña importancia. También es muy habitual el uso de cheques para transferir capitales de una entidad a otra.

La segunda fase, la de ocultación, una vez que el dinero está colocado en estas entidades, consiste en expandirlo por todo el sistema financiero, empleando todas las transacciones posibles, de manera que se pierda su rastro. Se pretende impedir que la investigación de la procedencia de los fondos pueda llevar a los dirigentes de la trama.

Por último, en la fase de integración se utilizará el dinero esparcido por el sistema financiero para la inversión en negocios legales. Aquí las opciones son muy amplias: la compra de inmuebles (pisos, edificios enteros…), la creación de negocios, la inversión en empresas ya constituidas, etc…

Para las redes criminales son muy interesantes los negocios y empresas en los que se realice un gran volumen de actividad. En ellos pueden camuflar parte del dinero negro, simulando operaciones ficticias o inflando las demás. Una técnica muy habitual es la de contratar siempre con los mismos clientes, que a su vez son empresas pertenecientes al mismo grupo criminal, incluyendo en las facturas más servicios de los realmente prestados.

A lo largo de los últimos años se ha detectado, por parte de los organismos destinados a la persecución de los delitos de blanqueo, una nueva modalidad de colocación del dinero. Consiste en la compra de dinero virtual, muy difícil de rastrear, sobre todo cuando se llevan a cabo operaciones on-line.

Quienes tengan la necesidad de blanquear sus beneficios, siempre intentarán ir un paso por delante de la ley y de la autoridad, buscando medios de conseguir su finalidad y mantenerse impunes.

Se está produciendo también delitos relacionados con el blanqueo de capitales en el caso de empleos en Internet, donde se ofrece la posibilidad de trabajar recibiendo ciertas cantidades de dinero y enviándolas a la empresa matriz. En este tipo de delitos, Abogados Portaley ha informado de Sobreseimiento caso de Phishing, blanqueo de capitales o estafas de trabajo falsas: nuevo éxito de Abogados Portaley

1 pensamiento sobre “El delito de blanqueo de capitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies